Musicoterapia para el Alzhéimer

La música, aliada del recuerdo

Bienestar Social inaugura en la Casa del Mar el primer centro de Asturias que tratará con musicoterapia a pacientes con alzhéimer

 

M. MANCISIDOR 
 

 

La música es la mejor terapia contra la demencia y, bien usada, es el arma más eficaz contra el olvido. De ahí que en Avilés se acabe de estrenar un programa pionero en Asturias y dependiente de la Consejería de Bienestar Social para el tratamiento a pacientes con alzhéimer en el nuevo Centro de Día «Ría de Avilés», ubicado en la primera planta de la Casa del Mar. Si bien los talleres de musicoterapia no se ofrecerán hasta septiembre, los monitores de los primeros cinco usuarios del centro demostraron ayer para qué sirven dichas terapias.Ayudados por un teclado, un saxofón e instrumentos de percusión, los pacientes entonaron canciones de romería, de sus años de juventud. Todos se sabían las letras y, algunos, hasta los bailes. Por un momento, el alzhéimer quedó relegado a un segundo plano. La voz adquirió más fuerza que el sufrimiento y las familias de los usuarios respiraron aliviadas.

La directora del recién inaugurado centro de día, Esther Fernández Riera, explicó que la responsable del proyecto de musicoterapia es la Fundación Don Pelayo, dedicada al estudio de la música y su divulgación. Los usuarios del centro -añadió- disfrutarán de este servicio un día a la semana y contarán con el apoyo de un psicólogo y dos músicos. El fin de las terapias es uno, pero complicado: ayudar a las personas con demencia a rememorar su pasado. «Los pacientes con alzhéimer pasan por diferentes etapas y algunas se caracterizan por su agresividad o nerviosismo. La música contribuye a su relajación», explicó. Además, los usuarios recibirán atención gerontológica y social.

Con la apertura del centro de día, el Principado estrena un nuevo servicio que la consejera de Bienestar Social, Pilar Rodríguez, vinculó a la ley de Dependencia. El nuevo servicio «específico y monográfico permitirá colaborar con las familias de los pacientes de alzhéimer», que generalmente soportan el peso de su cuidado. Dependiendo de su deterioro, algunos pacientes permanecerán más que otros en el centro y todos ellos serán derivados por su neurólogo. Tras el de Avilés, el Principado pondrá en marcha dos más en Turón y Lada. La música será, en cualquier, caso la mejor aliada del recuerdo.
 

 

Anuncios

Manolo García sabe ganarse a su público

«Conciertus interruptus»

Los problemas de sonido marcaron el recital de anoche en El Bibio de Manolo García ante 6.000 personas

 

Gijón, Emma BERNARDO / Óscar G. CUERVO
Momentos antes de la aparición de Manolo García cientos de brazos estaban arriba coreando sus temas. Luces azules y silbidos de un público con ganas de música precedieron a la esperada salida del cantante barcelonés. «Buenas, muy buenas, ¿qué ye, ho?», fue la tarjeta de presentación de un Manolo García que no tardó en demostrar su energía levantando el micrófono, quitándose la cazadora y haciendo aspavientos con ella o, incluso, encaramándose ligeramente en la estructura del escenario.Algunos problemas técnicos en la quinta canción, «Morder el polvo», no hicieron perder los nervios al protagonista de la noche, ya que el público rompió el silencio aplaudiendo y gritando «¡oé, oé, oé!» y cantando el «al coger el trébole, el trébole, el trébole…». En menos de diez minutos parecía haberse solucionado el problema que fue definido por el músico con un «coitus interruptus»: «Llamémoslo conciertus interruptus». Y de vuelta, más problemas técnicos con un Manolo García que seguía improvisando, esta vez como si fuera un mimo, ya con el segundo parón. Siguió con la broma y se brindó entonces a «un cambio de postura»: volvió con «Contigo me quedaría» y consiguió quedarse cantando con las 6.000 personas que mantuvieron la calma durante el silencio obligado.

Después de «A lo lejos del río» sacó la bandera de Asturias y saludó a los vecinos de las Cuencas. Su complicidad fue notable durante las casi tres horas de recital, que continuaba al cierre de esta edición.

Muchos artistas no pueden presumir de la larga e importante lista de fans que Manolo García posee, tal y como quedó demostrado ayer en El Bibio. El cariño, el respeto y la admiración son los rasgos más destacados de sus seguidores, que incluso no dudan en visitar Gijón para ver al antiguo líder de «El Último de la Fila». «Venimos desde Vitoria y sólo podemos decir que es el mejor», comentaban Luis María y Henar. «Ya hemos estado en doce conciertos, todos los discos, todas las canciones son especiales», añadieron. Y no es para menos. Todos coinciden en señalar la singularidad de cada uno de sus directos. «Me encanta Manolo. Todo lo que hace es increíble. Me gusta todo, todo y todo», manifestaba, entre risas, Mauro, de Gijón, un «fanático del cantante barcelonés que se vuelve loco cuando escucha “San Fernando”».

Otros, caso de Irene que venía desde Avilés, se quedan con dos temas en especial, «Pájaros de barro» y «Niña Candela», y con el carácter «comprometido» del cantante. «Manolo ye grande, muy grande», sentenciaba la avilesina. Eugenia, de Laviana, toda una afortunada que tiene un cuadro del artista en casa, reiteraba ayer a LA NUEVA ESPAÑA su pasión por el músico. «Soy muy fan, me encanta como músico y como persona, lo sigo desde que cantaba en “El Último de la Fila”, aunque lo prefiero a él solo».

Con o sin fanatismos, Manolo García ha conseguido vender más de ochenta mil discos, logrando el disco de platino para su última publicación, «Saldremos a la lluvia». «El mejor artista español de todos los tiempos», como diría Miguel, otro apasionado del «pop rock con sello propio» de Manolo García

.

 

Picos de Europa

RAMÓN DÍAZ Ni el rey Alfonso XIII, ni Primo de Rivera, ni los dos presidentes de la Segunda República, ni Franco, ni UCD, ni el PSOE, ni el PP pudieron poner en marcha el parque nacional de los Picos de Europa (antes de Covadonga). Fue el primer parque nacional de España: se creó hoy hace noventa años. Pero nunca ha tenido plan rector de uso y gestión. No hay quien pueda con los Picos de Europa. Los políticos llevan cuatro años negociando la transferencia del parque nacional a las comunidades autónomas. Y nada. Llevan trece años redactando un plan rector (se contaron hasta treinta y tres borradores) y un plan de compensaciones. Y nada. Llevan nueve décadas intentando dotar de contenido a la normativa de un espacio natural fantástico, inigualable. Y nada. Claro que hay planes, programas, anteproyectos, proyectos, promesas, compromisos, leyes, normativas, plazos, globos sonda… Pero al final, noventa años de nada.

Test de asturianía

Turista de Madrid

 

ANTONIO JOSÉ

Paseando por el casco antiguo de Oviedo junto a su esposa y unos amigos, así encontramos a Antonio José, y ahí mismo le hicimos el test de asturianía ante las risas de sus amigos.

-¿Qué es más prestosu: un culín de sidra o un puñáu de ablanes verdes?

-El culín de sidra es mejor. Lo otro no suena bien. A mí lo que sea verde como que no, que eso suena a verdura.

-¿Tendría miedo de espicharla en una espicha?

-No. Pero tampoco sé lo que es.

-¿Qué pensaría si le dicen que está como un paxu de figos?

-Que estoy muy bueno. ¿Es eso? Los figos son higos y están buenos.

-Si le invitan a unas marañuelas, ¿aceptaría?

-Mejor alubias, que eso no sé lo que es. Es lo mismo. ¿No?

-¿Iría usted a tomar el sol a Gulpiyuri?

-Sí. Si que la conozco, es una playa muy bonita.

-¿«Tini» es un dibujo animado?

-Sí, puede ser.

-¿Se podría una montera picona para ir al Sella?

-No, no, a mí lo de la montera no me va. Eso es lo de los toros. ¿No?

-¿Es usted de los de orbayu, o de los de sol asgaya?

-El orbayu, que el sol me sienta muy mal.

-¿Qué significa que te pasaron les lecheres?

-Que te has levantado tarde. Es eso, ¿no?

-Si yo le digo da-y zapatu, ¿usted que hace?

-Pongo cara rara. No sé. Te doy un beso.

 

Un pequeño homenaje

Hay personas que van formando parte de nuestra vida y a lo largo de los años les vas cogiendo cariño. Una de esas personas era “Don Julián”. Con él hice la primera comunión, realicé los trámites para casarme -él no pudo casarnos por encontrarse en ese mes de vacaciones-,  y bautizó a mi hijo. Fue compañero de partida de cartas de mi padre y aún recuerdo, sin poder dejar de sonreír, el “numerito” que montaron ambos en el bautizo de mi hijo. Era alguien entrañable que se ha ido en silencio y de improviso, pero que ha dejado en muchísimos de nosotros una huella imborrable. “Don Julián” dales un beso enorme de mi parte cuando los veas, con mi padre podrás reiniciar las partidas, y otro para ti con todo mi cariño.

Articulo del períodico La Voz de Avilés

Fallece de forma repentina Julián Ron, párroco de La Magdalena desde 1962

Fue encontrado por sus familiares muerto en su despacho. El funeral se celebrará mañana en su iglesia y será presidido por el arzobispo de Oviedo

J. GONZÁLEZ| AVILÉS

 

El párroco de La Magdalena, Julián Ron García, falleció ayer en su domicilio a los 70 años de edad. A falta del resultado de la autopsia, todo parece indicar que sufrió un ataque al corazón. Según explicaron a este diario personas próximas a la familia, su cuerpo fue hallado por unos familiares con los que solía comer a diario, entre los que se encontraba uno de sus hermanos, y que, extrañados por su tardanza y por la imposibilidad de contactar con él, decidieron dirigirse a la casa rectoral de la iglesia del polígono de La Magdalena, donde residía. Allí pudieron observar a través de una ventana el cuerpo sin vida del párroco, sentado en la silla de su despacho.

Al lugar acudieron de inmediato personal médico forense y de la policía judicial, que tras acceder a la vivienda por una ventana, verificaron el fallecimiento del sacerdote. Su cuerpo fue trasladado al tanatorio de La Carriona, donde se le habría de practicar la autopsia para verificar las causas exactas del fallecimiento.

Julián Ron García había nacido en la localidad tinetense de Navelgas hace 70 años. Sus tres hermanos recordaban ayer en la casa rectoral en la que falleció cómo llegó a Avilés apenas dos meses después de ordenarse sacerdote en abril de 1962. «Llevaba aquí toda una vida», comentaban. Ayer expresaban su incredulidad por lo súbito de su muerte, pues gozaba de un buen estado de salud. «Tenía sus achaques, como todo el mundo, pero hacía vida completamente normal», indicaba uno de sus hermanos, con el que, como prácticamente todos los días, compartió cena la noche anterior.

Julián Ron fue objeto el pasado domingo de un homenaje popular organizado por sus vecinos en el restaurante La Parra. El local se quedó pequeño para acoger a todas las personas que quisieron sumarse a un acto que buscaba sobre todo el demostrar el cariño que le profesaban sus feligreses y cuantos le conocían. No en vano, Ron era uno de los sacerdotes más carismáticos de la comarca, siempre pendiente de todo el mundo, y dispuesto a una palabra amable para quien se acercara a él. Además, siempre se prestó a colaborar en cuantas iniciativas se le presentaron por parte de asociaciones o grupos de vecinos de la villa.

La noticia de su repentino fallecimiento se extendió de inmediato en toda la ciudad, entre muestras de pesar y de incredulidad.

En principio, se ha previsto que se celebre un funeral por el párroco fallecido en la iglesia de La Magdalena mañana sábado a las cuatro de la tarde, con la presencia del Arzobispo de Oviedo, Carlos Osoro, que presidirá las exequias fúnebres. Posteriormente, el cadáver será trasladado a la parroquia de San Juan de Navelgas, donde a las siete de la tarde será celebrada una nueva ceremonia. Su cuerpo recibirá a continuación cristiana sepultura en el panteón familiar de su localidad natal.

Pero antes, a las dos de la tarde, quedará instalada la capilla ardiente de don Julián en el templo parroquial de La Magdalena, con el fin de que sus feligreses y cuantas personas lo deseen puedan darle el último adiós. Hasta esa hora, la capilla ardiente está instalada desde la tarde de ayer en la sala número cuatro del Tanatorio de Avilés, en El Montán.

Cinco cuevas asturianas en la UNESCO

La UNESCO decide hoy si 5 cuevas asturianas son Patrimonio Mundial

La candidatura del arte rupestre paleolítico del norte de España la integran también otras doce grutas de Cantabria y País Vasco

 

Oviedo, P. R.
La UNESCO dará a conocer hoy, en Québec (Canadá), si la candidatura del arte rupestre paleolítico del norte de España, en la que figuran diecisiete cuevas -cinco de ellas asturianas- ha sido aprobada. En ese caso, las grutas pasarían a ser patrimonio mundial y se sumarían a los otros tres enclaves que ya gozan de esa distinción en España: Altamira (Cantabria), las pinturas prehistóricas del Arco Mediterráneo y Atapuerca (Burgos).La consejera de Cultura, Encarna Rodríguez Cañas, está convencida de que la candidatura saldrá adelante por «el buen trabajo realizado» y porque «la calidad de las cuevas es de primera magnitud». El director general de Patrimonio Cultural, el arqueólogo Adolfo Rodríguez Asensio, se encuentra en la ciudad canadiense, en la que se celebra la conferencia del Comité del Patrimonio Mundial.

La candidatura del arte rupestre paleolítico del norte de España, formada inicialmente por catorce cuevas, fue presentada por el Ministerio de Cultura en enero de 2007. Asturias estaba representada por Tito Bustillo, la Peña de Candamo, Llonín y El Pindal. El resto son: Chufín, Hornos de la Peña, El Castillo, La Pasiega, Las Monedas, El Pendo, La Garma y Covalanas, en Cantabria; y Santimamiñe y Ekain, en el País Vasco. El pasado mes de febrero el consejo que asesora a la Unesco en asuntos de patrimonio sugirió a Asturias, Cantabria y País Vaco que incluyeran otros tres yacimientos en la propuesta: Covaciella (Cabrales); Las Chimeneas en Cantabria, y Altxerri, en el País Vasco.

El reconocido prehistoriador y conservador general del patrimonio francés, Jean Clottes, es el autor del informe técnico-científico, que elaboró tras visitar en septiembre de 2007 todas las grutas candidatas. Su importancia está en las imágenes que albergan en su interior, ya que las pinturas paleolíticas están consideradas por todos los especialistas como una de las manifestaciones culturales más relevantes de la historia.

Se pretende que, bajo la denominación de arte rupestre paleolítico de la cornisa cantábrica, las diecisiete cuevas se unan a Altamira en la inscripción como bien cultural. Todas ellas, según los expertos, reúnen «condiciones de excelencia» comparables a las de la llamada «capilla sixtina» del arte parietal. La propuesta se basa en el número y la densidad de las cavernas decoradas, su buen estado de conservación, su rico repertorio iconográfico y la diversidad de técnicas y estilos.

La Unesco trabaja desde hace años para que el arte rupestre sea reconocido entre las expresiones de la creación humana que es necesario dar a conocer y salvaguardar. El arte rupestre está presente en todo el mundo: de Escandinavia al extremo sur de África, de España y Portugal a Siberia, pasando por toda Asia y las Américas, repartido por toda Oceanía, particularmente Australia.

Su inclusión en la lista de patrimonio mundial comporta, además del reconocimiento de su relevancia universal como expresión cultural excepcional, el deber de preservar estos yacimientos, de enorme vulnerabilidad y fragilidad, a fin de legarlos a las generaciones futuras en las mejores condiciones. La propuesta será valorada y votada por representantes de 185 países.

Cueva de Tito Bustillo (Ribadesella)

Fue descubierta en 1968 por el grupo espeleológico Torreblanca, del que formaba parte Celestino Bustillo «Tito Bustillo», fallecido días después del hallazgo en un accidente de montaña. Este año se celebra el 40 aniversario de su descubrimiento.

La cueva, habitada durante más de 10.000 años, tiene doce conjuntos grabados y pintados que se desarrollan a lo largo de 800 metros. La galería principal se encuentra en el interior, en la que se suceden las figuras de renos y caballos sobre un fondo de grandes figuras rojas de mayor antigüedad. Grabados y pinturas se superponen a lo largo de más de 10.000 años: desde el 25.000 hasta el 10.000 antes del presente. Destaca el conjunto de la galería de los caballos, donde se grabaron algunos de los más bellos del Paleolítico. En otro de los conjuntos, puede verse una de las pocas figuras de cetáceo que se conocen de ese periodo. También pueden verse figuras femeninas. Su importancia la permite codearse con nombres como Altamira o Lascaux.

Cueva La Peña (Candamo)

Conocida desde el siglo XIX y visitada en 1914 por el conde de la Vega del Sella, fue declarada Monumento Nacional y cerrada durante un tiempo por su irracional explotación. Alberga pinturas de los periodos Solutrense y Magdaleniense.

Cueva de la Covaciella (Cabrales)

Descubierta en 1994 tras una voladura por obras en la carretera, tiene una galería de unos 40 metros que finaliza en una sala con pinturas rupestres paleolíticas del periodo magdaleniense con una antigüedad de unos 14.000 años.

Cueva de Llonín (Peñamellera Alta)

Denominada en un tiempo «cueva del quesu» al ser descubierta por productores de queso de Cabrales, muestra un arte parietal con numerosos grabados, en los que aparecen bisontes, renos y cabras, entre otros animales.

Cueva El Pindal (Rivadedeva)

Descubierta en 1908, sus pinturas, con representaciones de animales y otras ideomórficas, corresponden al periodo Solutrense. Sus figuras representan bisontes, caballos y ciervos. Una de las más famosas es el elefante con la mancha en forma de corazón.
 

 

Corales en Avilés

Un buque de Oceana descubre colonias de corales blancos en el cañón de Avilés

Los corales blancos de aguas profundas y frías pueden formar uno de los ecosistemas más importantes de Europa

 

 

Un buque de investigación de Oceana ha encontrado colonias de corales blancos en aguas profundas del cañón de Avilés, gracias a la utilización de un robot submarino con capacidad para descender a 600 metros de profundidad.Las primeras colonias de corales blancos fueron descubiertas a partir de los 200 metros de profundidad tapizando las laderas del cañón acompañados de gorgonias, corales negros, esponjas cristal y una rica y diversa fauna que se concentra en la zona, informa Oceana, organización internacional que trabaja para proteger y recuperar los océanos del mundo.

El cañón de Avilés, a unas 18 millas de la costa, comienza a unos 180 metros de profundidad, llega a alcanzar los 2.000 metros y ha sido propuesto como zona de interés por Adena por la existencia del calamar gigante.

Los corales blancos de aguas profundas y frías pueden formar uno de los ecosistemas más importantes de Europa, se distribuyen entre los 200 y 3.000 metros de profundidad, aunque en las zonas más septentrionales pueden encontrarse a menor profundidad.

Entre ellos se han llegado a contabilizar más de 800 especies diferentes y su formación puede prolongarse durante siglos o milenios.

Estudios recientes han estimado que casi la mitad de los arrecifes de coral de profundidad de Europa han desaparecido, en especial, a causa del uso de técnicas de pesca destructivas como el arrastre de fondo.

Según el director de investigación de Oceana en Europa, Ricardo Aguilar, en Asturias existe uno de los ecosistemas de corales más frágiles e importantes de Europa, algunos dañados por las artes de pesca.

“Es urgente proteger estas zonas para asegurar la supervivencia de cientos de especies”, destaca.
Durante los próximos días, el catamarán de investigación “Oceana Ranger” se dirigirá hacia el este de Asturias y Cantabria para seguir investigando los fondos marinos y detectar nuevos parajes submarinos de alto valor ecológico con el objetivo de proponerlos para su conservación.

Según Oceana, el Cantábrico es el mar con menos áreas marinas protegidas de Europa, a pesar de la riqueza de sus fondos.

Desde esta organización conservacionista se insta a que todas las comunidades autónomas bañadas por este mar se esfuercen por cumplir los compromisos internacionales y acelerar la creación de nuevas reservas en las que los ecosistemas más vulnerables y las especies en mayor peligro puedan recuperarse. EFE