¡Leer es bueno!… Recomienda un libro

libro000.jpg

Attónita ha sido la creadora del foro ¿Te gusta leer?…Recomienda un libro. Junto al resto de foreros, nuestra lectora ha valorado la idea de crear este espacio para aconsejar buenos libros, opinar sobre ellos, o dar una breve reseña a los amantes de la lectura.Las estadísticas corroboran que cada vez hay menos hábito de lectura por parte de los jóvenes. Resultados nefastos si tenemos en cuenta que leer aporta ventajas y conocimientos que son de lo más beneficiosos para las personas. Parte de la culpa la tiene la tecnología y los nuevos medios digitales, que están dejando relegados el formato papel y los libros.Afortunadamente, nuestros foreros no quieren que se pierdan las buenas costumbres y aconsejan sus libros preferidos, junto a una breve reseña para orientar a aquellos que los quieran leer. La creadora del foro recomienda La Conjura de Los Necios, “un libro agridulce, con situaciones delirantes y divertidas” comenta Attónita.

Termitas y energía

termita.jpg

De momento iré publicando noticias que a mi me hayan llamado la atención y empiezo con ésta 😉

Las termitas serán fábricas de energía
La identificación del ADN de los microorganismos que desde el estómago de los insectos sociales degradan la madera anuncia una nueva fuente de biocombustible

Las termitas llevan camino de convertirse en un puntal frente a la escasez de energía, y encima proporcionándola de carácter renovable. En efecto, un grupo de investigadores de EE UU ha logrado secuenciar el ADN de los microbios que portan las termitas y que son los que hacen posible que conviertan la madera en alimento. Extrapolando la novedad, en el futuro podría ser un mecanismo eficaz para conseguir un sistema que proporcione biocombustible.

Un portavoz de los biotecnólogos que han llevado a cabo el trabajo, que pertenecen a empresas e instituciones de EE UU y Costa Rica, ha indicado que «son una máquina sorprendente, auténticos biorreactores móviles en miniatura».

Las termitas son insectos bien conocidos. Desde hace tiempo se sabe que el estómago de las termitas no es capaz por sí solo de digerir la celulosa de la madera de la que se alimentan. Ciertamente, logran degradar la madera a fin de convertirla en alimento gracias a unos microorganismos que viven en simbiosis dentro del aparato digestivo de los insectos.

Hasta ahí, lo conocido. De todos modos, se ignoraba cómo se produce ese proceso. No se tenía plena conciencia científica de que el intestino de las termitas es un espacio muy propicio para microorganismos que enriquecen sus enzimas hasta convertir, en relativamente poco tiempo, una gran cantidad de biomasa en combustible útil. El proceso se realiza rompiendo las paredes celulares de las plantas.

Después del avance conseguido, el paso siguiente será averiguar los caminos metabólicos por los que se digieren esos materiales formados sustancialmente por madera. Posteriormente, como aseguran los investigadores en las páginas de la revista «Nature», será posible sintetizar estas nuevas enzimas de forma que se acelere el proceso de producción de biocombustible.

Los zoólogos saben que, como ocurre con las vacas, las termitas tienen cuatro cavidades estomacales, cada una con comunidades microbianas muy complejas y diferentes. Por eso, aunque la mandíbula del insecto es la que convierte la madera en serrín, el verdadero trabajo de degradación se produce en sus intestinos. El ensayo se realizó a partir de la especie Nasutitermes, de ejemplares recogidos durante un safari en la selva de Guápiles, en Costa Rica.

La delicada labor de campo la realizaron el investigador principal, Falk Warneckle, del Instituto Genómico DOE Joint (DOE JGI), y su colega Jared Leadbetter, del Instituto de Tecnología, ambos en California. En sus labores de investigación encontraron un árbol en el que vivía una gigantesca colonia de termitas. Los dos científicos recogieron los ejemplares que tenían los vientres más inflados y, una vez en el laboratorio, les extrajeron el contenido de su tercer compartimento estomacal. En total, se utilizaron 165 ejemplares, de los que se consiguió una valiosa selección de microbios, que es lo que se secuenció en el laboratorio.

De la muestra analizada se obtuvieron nada menos que 71 millones de letras de código genético, que se reemsamblaron de nuevo para definir la identidad de cada microbio y el perfil metabólico de las enzimas que produce.

Eddy Rubin, director del Instituto DOE JGI, ha comentado, sin embargo, que «se sabe que lograr adaptar estos resultados científicos a un sistema industrial para que pueda ser útil es un objetivo que aún está muy lejos», y ha añadido, asimismo, que «conseguir que haya fábricas de biomasa capaces de producir biodiésel de forma rentable y más eficiente que las termitas es otra historia. Antes debemos definir qué genes están implicados en el proceso, y éste es un paso esencial para lograrlo». El experto español José Luis García Fierro, del CSIC, ha calificado el resultado de este trabajo de «asombroso».

Publicado en Ciencia. 2 Comments »

Presentación

Pensé abrir un blog donde ir subiendo artículos y noticias que a mi particularmente me hayan llamado la atención, por el motivo que sea, y aquí está 😉 Espero que en algún momento encontréis algo que también sea de vuestro agrado

Gracias y saludos para tod@s